3 Razones para contratar a un intérprete profesional

¿Por qué una empresa debería contratar los servicios de un intérprete profesional? Por unas razones tan importantes como las que te contamos en el artículo de hoy.

Razón #1: Precisión

Uno de los trabajos principales de un intérprete profesional es participar en conversaciones empresariales; reuniones internacionales entre varios socios o futuros socios en las que cualquier imprecisión o incorrección puede tener consecuencias negativas: no cerrar el contrato previsto, aceptar condiciones contractuales excesivamente exigentes, confundir los plazos de entrega de un proyecto, crear desconcierto o desconfianza entre los miembros de la reunión… Un intérprete profesional garantizará la absoluta precisión de la conversación en la que intervenga y se asegurará de que queden claros todos los puntos clave de la reunión empresarial, la conferencia internacional, etc.

Razón #2: Confidencialidad

La mayoría de las conversaciones privadas en las que interviene un intérprete son – o deberían ser- absolutamente confidenciales. No estamos hablando solamente de ética, sino de respetar la dura legislación internacional vigente en materia de protección y salvaguarda de datos personales. Contratar a una agencia de interpretación, asegura que a través de un contrato de servicios profesionales, y un aviso de privacidad, todos los datos confidenciales sean salvaguardados dentro del marco de la ley.

Razón #3: Rentabilidad

En los dos puntos anteriores hemos hablado de dos razones de peso para contratar a un intérprete profesional: garantizar la precisión de lo que se dice y salvaguardar la confidencialidad de lo hablado.

Ambas razones se combinan para dar lugar a la tercera razón: la rentabilidad. Rentabilidad del tiempo invertido en mantener reuniones presenciales o virtuales; rentabilidad al evitar graves errores a la hora de interpretar palabras, frases o intenciones; rentabilidad evitando multas por no garantizar la confidencialidad de los datos personales que surjan en la conversación… En definitiva: rentabilidad pura y dura para la empresa que decida contratar los servicios de un intérprete profesional.

Leave a comment