¿Apostilla o Legalización? Aquí te lo explicamos

Existen dos formas de dotar de validez en otro país a un documento público: Apostilla y Legalización. Por lo tanto, lo que se pretende es certificar que la firma que aparece en dicho documento público es auténtica y que éste no se trata de una falsificación.

Diferencias entre Apostilla y Legalización

La Apostilla de la Haya suprime el requisito de legalización diplomática y consular. Esto quiere decir que los documentos emitidos y apostillados en un país firmante del Convenio de la Haya deberán ser reconocidos en cualquier otro país firmante.

Sin embargo, la Legalización, es una vía más lenta y costosa, puesto que el documento debe pasar por varios organismos.

¿En qué casos se apostilla un documento, en lugar de legalizarlo?

Dado el creciente intercambio entre los distintos países del mundo, muchos Estados han firmado convenios destinados a facilitar este tipo de trámites a sus ciudadanos, entre ellos México. El acuerdo más relevante en esta materia vigente en la actualidad es el Convenio de La Haya nº XII, de 5 de octubre de 1961, de Supresión de la Exigencia de Legalización en los Documentos Públicos Extranjeros más comúnmente llamado Convenio de la Apostilla.

Numerosos países se han adherido a este tratado que simplifica los trámites para el emisor y el receptor. Este texto prescribe que entre Estados miembros no será necesaria la legalización para el reconocimiento mutuo de documentos, aunque sí un sello o apostilla.

Leave a comment